Últimos artículos

Google News, el doodle y el cinismo de AEDE

cierre google news españa

Hoy hemos desayunado con la noticia del cierre de Google News en España. Google toma esta decisión antes de que entre en vigor la nueva Ley de Propiedad Intelectual, que obliga a pagar y a cobrar el llamado ‘cannon AEDE’. El Gobierno de Mariano Rajoy, presionado por la Asociación de Editores de Diarios Españoles, ha establecido una tasa de “propiedad intelectual”, que deben pagar aquellos agregadores de noticias que publican un título, un breve texto y enlazan al medio que origina la noticia. Es lo que hacen Google News y Menéame, con sus particularidades.

No deja de ser curioso que esos mismos medios integrados en AEDE se han aprovechado durante años de ambos agregadores para estrategias que generen tráfico a sus web. Sólo hay que buscar la cantidad de ‘noticias’ elaboradas/replicadas por esos medios tradicionales a cuento de los archifamosos doodles de Google, y el empeño en llegar a la portada de Méneame con las ‘noticias’ más chorras e instrascendentes de la historia. Unas estrategias que, por cierto, llevan tiempo aplicando a nuevos generadores de tráfico como Facebook: desde focas que sodomizan a pingüinos a gatas enanas y gruñonas que ganan millones (para sus dueños).

Hay mucho de cinismo en reivindicar el pago de un cannon a quienes te mandan tráfico a espuertas y no te cobran por ello. Pero el cinismo se eleva a prácticas de la Camorra cuando se exige que el cobro sea “obligatorio”. Con esta decisión, disfrazada de buenismo, se esconde la intención de evitar que el resto de medios, los no agrupados en AEDE, se beneficien del tráfico que generan estos agregadores. Es un modo de evitar que se repita en España lo que ya pasó en Alemania.

El cierre en España del servicio de Google News no representará para GranadaiMedia, el medio que edita la cooperativa de periodistas Giro Comunicación, una tragedia. Las visitas que nos llegan desde allí son mínimas comparadas con el tráfico que genera el potente y exitoso motor de búsqueda (al margen de su servicio de noticias) y las redes sociales. Otra cosa bien distinta es lo que significará para los medios tradicionales, sobre todo los que han colocado el SEO a toda costa en el centro de sus estrategias para generar tráfico.

Es legítimo que los medios, tradicionales o no, busquemos modos de rentabilizar contenidos: publicar información es nuestro trabajo y merecemos una retribución por ello. Los tradicionales, que llevan desde finales de los 90 coqueteando con internet sin dar con la clave de la rentabilidad, son los que menos deberes han hecho al respecto y quieren solucionar con bravuconadas e imposiciones lo que no han conseguido con innovación o reinvención de los modelos de negocio.

La conocida como Ley Lassalle, el cierre en España de Google News y la posible migración o cierre de Menéame no hacen más que agravar la resaca.